¿Cómo llega un pez al corazón de Madrid?

Desde el mar del buen hacer, nadando por un río de amigos, jóvenes y no tan jóvenes, público y artistas de los teatros de la zona, bohemios y demás gentes, el Pez se hizo Gordo y se plantó en pleno barrio de Malasaña. 

En un ambiente tranquilo, original y lleno de vida, disfrutarás del rico picoteo con las tapas más nuestras, que te dejarán el estómago contento y el alma satisfecha. 

Por algo será que quien las prueba... repite.